Jorge Glas quería volver a sus actividades profesionales y había anunciado que no tenía la intención de candidatizarse nuevamente a la segunda magistratura del país. Su deseo era retomar su profesión para hacer lo que le gustaba, ser ingeniero. Sin embargo, una tarde recibió una llamada de Lenín Moreno que se encontraba en Ginebra como delegado para discapacidades de la ONU. Moreno le pidIó que sea su candidato a la vicepresidencia. Glas se negó, ante ello Moreno le manifestó que si no aceptaba el tampoco sería candidato. Glas se encontró entre la espada y la pared.

El pedido para que sea su candidato fue ratificado en la Convención Nacional de Alianza País llevada a cabo el 1 de octubre de 2016 en el estadio de Aucas, allí Lenin Moreno le pidió que fuera su binomio.Detrás de este vehemente pedido había un estudio realizado en secreto por Moreno en donde el resultado indicaba que necesitaba de Glas por el fuerte respaldo que tenía en la costa ecuatoriana, y evidenciaba además el compromiso del correísmo duro en el Ecuador. Glas aceptó, no tuvo otra opción.

Antes de la primera vuelta electoral, un candidato a legislador de un partido de derecha y amigo de Jorge Glas lo buscó para advertirle que la vicepresidencia había sido pactada con el líder de ese partido y Moreno. Todo estaba acordado antes de la primera vuelta.

Esto que parecía inverosímil, no fue tomado en cuenta, sin embargo la conspiración ya estaba en marcha.  Hoy el vicepresidente es afín y obedece a ese partido, todo era cierto. Jorge Glas se convirtió en la piedra en el zapato para el gobierno de Lenin Moreno, que cada vez se volvió más incómodo.

Jorge Glas cumple condena por un delito que no se ha podido comprobar

En diciembre de 2017, con un Código Penal derogado en 2014,  el exvicepresidente de Ecuador, Jorge Glas, fue sentenciado a seis años de prisión por el delito de Asociación Ilícita con la constructora Brasileña Odebrecht, una empresa que, según la Fiscalía ecuatoriana, entregó unos 33,5 millones de dólares en coimas para obtener contratos con el Estado.

Glas, que desde 2007 ocupó cargos como: Presidente del Fondo de Solidaridad, Ministro de Telecomunicaciones, Ministro Coordinador de Sectores Estratégicos y Vicepresidente de la República por dos ocasiones, aseguró que la Fiscalía no ha podido encontrar argumentos que prueben su culpabilidad y que su detención y condena se trata de una persecución política.

Por las condiciones en las que se encuentra privado de libertad, la Comisión Interamericana de Derechos Humanos (CIDH) emitió el 31 de diciembre de 2019 la Resolución 69/2019, mediante la cual otorgó medidas cautelares a favor de Jorge Glas, tras considerar que “se encuentra en una situación de gravedad y urgencia de riesgo de daño irreparable a sus derechos”.

Con ese documento pidió al Estado ecuatoriano que adopte las acciones necesarias para proteger la vida e integridad del exvicepresidente. Fausto Jarrín, abogado defensor de Glas, inició un proceso de acercamiento con el Gobierno Nacional para conformar una mesa de conciliación que permita concretar las medias cautelares previstas por la CIDH.

Según dijo a los medios locales, eso permitiría “poner en la mesa de negociación el regreso de Jorge Glas a la Cárcel Número 4 de Quito de donde fue trasladado hace algunos meses, en un polémico proceso, hasta la prisión de máxima seguridad de Latacunga”. Sin embargo el Gobierno del Ecuador se negó totalmente sugiriendo que Jorge Glas solicite dos horas más de patio, tal cual fuera una mascota que requiere una vuelta.

Hasta la fecha no se ha emitido ninguna respuesta oficial al pedido del organismo internacional, por lo que la vida de Glas aún corre peligro en la cárcel de la Latacunga, ubicada en la sierra central, por lass constantes amenazas de muerte y vejamenesque ha recibido por parte de otros reos.

Desde ese centro de privación de libertad Glas, escribió un testimonioen el que pidió a las autoridades de justicia “cumplir su responsabilidad en libertad e independencia, bajo el ordenamiento jurídico de la República, observando el debido proceso y superponiendo con su acción apegada a la Ley el Estado de Derecho y no el de Opinión”.

Una condena sin pruebas

El exvicepresidente  también está vinculado a otros procesos como preseunto cohecho, peculado y delincuencia organizada, todos relacionados con la trama de la constructora Odebrecht. Sin embargo, las auditorías que se le han realizado en los dos últimos años no arrojan resultados con indicios de responsabilidad penal.

La auditoría realizada a la declaración patrimonial que presentó Glas en el período abril 2009-agosto 2015 concluye que “el incremento patrimonial por 79 131,37 USD, en ejercicio de sus funciones (…) obedece al aumento de activos financiados con los ingresos de la sociedad conyugal, más la obtención de créditos en el Banco de Guayaquil y en el BIESS, por lo que el curso del examen especial, no encontramos elementos objetivos que  sustentan un incremento patrimonial no justificado”.

Mientras que, el examen especial del período abril 2015 – junio 2016 detalla que “el incremento patrimonial por 13 040, 91 USD, obedece al aumento de activos financiados con los ingresos legítimos de la sociedad conyugal, por lo que en el curso del examen especial, no encontramos elementos objetivos que sustentan un incremento patrimonial no justificado”.

Como parte de las pruebas presentadas por el exvicepresidente consta un informe elaborado por la Unidad de Análisis Económico y Financiero (UAFE), en el que se señala que los ingresos reportados corresponden a las remuneraciones que ha recibido durante sus funciones como servidor público, por lo que la Fiscalía ni siquiera intentó usar dicho documento en su contra.  En ese contexto la Fiscalía General del Estado NO USO EL DOCUMENTO EN SU CONTRAporque en realidad contituia prueba a su favor.

Otro documento que la Fiscalía no ha usado es el Informe Ampliado del Servicio de Rentas Internas (SRI) que concluye que los ingresos declarados para el Impuesto a la Renta son los que percibió como servidor público, que no tiene relación alguna con empresas instrumentales y que no registra información relacionada a los Panama Papers.

Del Informe del SRI en torno a las declaraciones de Jorge Glas se desprende lo siguiente:

Los ingresos declarados para el impuesto a la renta son los que ha recibido como remuneración de servidor público.

No tiene relación con empresas instrumentales.

No registra información relacionada a los Panama Papers.

El principal «Proveedor» que ha tenido desde el 2012 hasta la fecha ha sido el colegio donde estudiaban SU hijos.

La Fiscalía no ha usado este informe en su contra por ser en realidad una prueba a su favor

Con todos estos documentos expuestos en las diferentes fases del proceso, está claro que se demuestra la inocenciade Jorge Glas Espinelque pese a “ser investigado hasta la saciedad” no existen elementos que comprueben que él participó en actos de corrupción que perjudiquen al Estado.

Odebrecht, la empresa que busca venganza

En el testimonio escrito por Jorge Glas, exvicepresidente Constitucional de Ecuador, se desprende que la Constructora Norberto Odebrecht organizó una red de corrupción en 12 países. En la práctica es una empresa corrupta y corruptora y está comprobado que sus funcionarios coimaron y recibieron coimas.

Su credibilidad está en duda: quieren salvarse hundiendo a quien sea, de cualquier manera y sin pruebas. Odebrecht quiere vengarse del Gobierno de la Revolución Ciudadana.

“Exigí a Odebrecht, el cumplimiento de un contrato y el pago de una indemnización para el pago de la indemnización para el Estado ecuatoriano. Se los dije: “Que se preparen para largarse del país”, dijo Glas Espinel.

“Jamás he pedido ni recibido nada de Odebrecht. Jamás he autorizado a nadie a hablar en mi nombre con ningún funcionario de Odebrecht.
 Si alguien se ha tomado mi nombre, que responda ante la justicia por sus actos. Las reuniones que tuve con representantes de Odebrecht fueron en mi oficina o en los recorridos de obra, estrictamente sobre la marcha general de los proyectos a su cargo.
 No hubo preferencia con Odebrecht me reuní con personeros de otras empresas en el marco de mis competencias. De qué me acusa San
tos?”, señala Glas.

La constructora Odebrecht, que tuvo presencia en Ecuador por más de 30 años, fue expulsada del país en 2007 en el gobierno del expresidente Rafael Correapor presentar fallas en la construcción de la hidroeléctrica San Francisco.

Una auditoría reveló graves fallas constructivas en la obra, por lo que el Gobierno exigió su reparación integral, un proceso que Odebrecht no quiso cumplir. En medio de fuertes reclamos Jorge Glas recibió la visita de Marcelo Odebrecht (EN EL 2008), el representante mayor de la  constructora, para ofrecer el arreglo de la hidroeléctrica si el Estado asumía los costos, un pedido al que el exvicepresidente se negó.

El testimonio de Glas indica que ese día, antes de que lo expulsara de su oficina, el representante de la constructora lo amenazó diciéndole: “tú no serás funcionario público toda la vida y yo siempre seré Marcelo Odebrecht”.

La expulsión de Odebrecht de Ecuador le representó a la constructora una pérdida de más de 800 MM de dólares en contratos por otros proyectos. Solo por la reparación de San Francisco cancelaron un monto de aproximadamente 77 millones de dólares que se pagaron a través de un convenio transaccional que fue auditado por la Contraloría General de Estado, autorizado por el Procurador General del Estado y el cumplimiento de las obras fue fiscalizado por la Comisión Federal de Electricidad de México, una entidad estatal de altísimo nivel técnico.

Actualmente la Central de San Francisco está cien por ciento operativa. Desde el 2007 al 2017 la central ha ahorrado al Ecuador 1255 MM USD en compra de combustible.

Una vez que Glas descubrió los actos irregulares que cometía la empresa frenó la ejecución a Odebrecht de los contratos para las obras: Baba, Toachi-Pilatón, Carrizal-Chone y Aeropuerto de Tena, lo que habría significado una pérdida de 737 millones de dólares.

Más adelante, impidió que se firme el contrato por 200 MM de dólares para la construcción del Puerto de Manta porque “no convenía a los intereses del Estado” y cuando se conoció que existía un esquema de corrupción, Jorge Glas determinó la suspensión del pago de 100MM de dólares en planillas a Odebrecht.

En total fueron casi 1200 MM que perdió la constructora brasileña por decisiones de Jorge Glas, lo que determina que son muchas razones para odiarlo y cumplir la venganza decretada por Marcelo Odebrecht.

En resumidas cuentas, estas son las razones por las que ODEBRECHT odia a Jorge Glas:

Pidió la terminación de los contratos Baba, Toachi Pilatón, Carrizal Chone, aeropuerto de Tena (737 millones); exigióel pago de reparación de San Francisco (80 millones aprox.); motivó la pérdida del contrato del Puerto de Manta (200 millones aprox.); exigió que no se paguen 100 millones en planillas pendientes.

“Les dije corruptos, y consideré que había que volverlos a expulsar. A Santos le dije corrupto confeso”,relata Glas en su testimonio.

En 2016, el Departamento de Justicia de Estados Unidos puntualizó que en 2008, para regresar a operar en el país, la constructora brasileña contactó, a través de un intermediario, a un funcionario que tenía control sobre los contratos.

El exvicepresidente se negó a todos los pedidos e incluso puso una denuncia penal para que se investigue a todos los funcionarios. Entonces, la UAFE  solicitó a todos los países información sobre posibles cuentas secretas en todo el mundo de algunos funcionarios, incluyendo a Glas y a su pariente. Todos los países contestaron que no existían dichas cuentas.

La antología de una traición y el pacto del Gobierno con Odebrecht

En mayo de 2017, el entonces fiscal general del Estado, Carlos Baca Mancheno, realizó un viaje oficial a Brasil,a entrevistarse con sus pares y ahí tomó contacto con José Conceicao Santos, funcionario de Odebrecht y principal autor de la trama de corrupción en Ecuador.

Desde ese país llamó telefónicamente a varios funcionarios del Gobierno entrante y saliente, entre ellos Jorge Glas, para informarles que tenía en su poder la grabación de una declaración de Conceicao Santos realizada con la Procuraduría -equivalente a la Fiscalía- de Brasil, en donde resalta que ni el exvicepresidente, Jorge Glas, ni Walter Solís o Carlos Bernal (ex ministros de Estado del gobierno saliente jamás han pedido nada a Odebrecht”.

La condición que ponían con el auspicio de la Procuraduría de Brasil C, según dijo Baca Mancheno, era que “el Estado ecuatoriano se comprometa a No acusar a Odebrecht”.  Glas fue tajante al responder que no aceptaba la propuesta, pues eso significaría “ser cómplices de una empresa corrupta y corruptora, y exculpar a un corrupto confeso como José Conceicao Santos”.

Era evidente también la colusión entre la Fiscalía de Brasil y la de Ecuador para proteger a la constructora, lo que se consumó en el denominado juicio de Odebrecht, que de forma inaudita, la Fiscalía de Ecuador dejó fuera a la empresa brasileña.  El juicio del Caso ODEBRECHT se quedó sin ODEBRECHT, por decisión de la Fiscalía de Ecuador.

En medio de ese escenario, los acuerdos del gobierno de Lenin Moreno con los representantes de la vieja política ecuatoriana empezaban a ser evidentes. Se había repartido el país para “pagar favores de campaña”, según lo admitió el propio Presidente de la República, Lenín Moreno ante un reclamo en privado que le hizo Jorge Glas. Se pedían coimas del 30% por adelantado de forma descarada en diferentes proyectos, hubo pactos con los adversarios políticos de los derrotados en las elecciones, medios de comunicación, la banca, entre otros.

Ante esto,  Glas hizo un manifiesto público  al país denunciando el escenario de corrupción institucionalizada dentro del Gobierno. Ese día firmó su sentencia y más adelante exactamente dos meses después fue detenido y puesto a órdenes de la justicia.

Las pruebas que no cumplieron con las cadenas de custodia

Una vez que se involucró al exvicepresidente en la trama de corrupción de Odebrecht la Fiscalía General del Estado, presentó una serie de supuestos indicios (nunca presentó pruebas) que no cumplieron con el proceso legal que indica la ley. Por ejemplo, la información obtenida por el cooperador eficaz, entre la que constan archivos de audio y video en los que no participa Glas, fue considerada como una prueba directa, lo que incumple con el artículo 491 del Código Orgánico Integral Penal (COIP), vigente actualmente, que establece que dicha información debe ser verídica, precisa y comprobable.

Sobre el Pen Drive de correos electrónicos obtenido por Alfredo Alcívar, un colaborador de Ricardo Rivera (tío de Glas, que también se encuentra detenido), el exsegundo mandatario asegura que la obtención de estos archivos viola el artículo 66 del COIP, pues se accedió a la información sin autorización judicial y luego se destruyó el computador.

“El famoso pen drive es una prueba ilícita, no hubo cadena de custodia, no es fuente auténtica, la laptop fue destruida por lo que no puede ser verificado el contenido, se perdió la fuente de contrastación”, expresó Glas.

Alfredo Alcívar, cometió varios delitos y el lo aceptó:

Se viola el Art. 66: porque ni siquiera a pretexto de descubrir un delito se puede obviar la autorización judicial, más bien justo cuando se crea que haya un delito es más necesaria la intervención del Juez para salvaguardar la integridad de la información y no dar opción a ningún tipo de impunidad.

Acepta haber accedido a la correspondencia sin autorización judicial.
 Por sí y ante sí obtuvo una copia que ahora no se puede contrastar con una fuente original porque destruyó el computador y lo lanzó a la basura.

Según el Artículo 457 del COIP“la valoración de la prueba se hará teniendo en cuenta su legalidad, autenticidad, sometimiento a cadena de custodia y grado actual de aceptación científica y técnica de los principios en que se fundamenten los informes periciales”, esto no se puede cumplir, debido a que no existe la laptop de dónde se obtuvo la información.

Eso lo detalla el informe de Pericia Informática Forense presentado por el perito Fabián Hurtado que consta en las fojas 532 a 635, del cuerpo 6, del expediente que reposa en la Corte Nacional y que concluye que “no se puede validar la autenticidad, confiabilidad y originalidad de la información alojada en el dispositivo USB (…) entregado por el señor Alfredo Alcivar Arauz a la Fiscalía General del Estado ya que una de las técnicas de Análisis Informático Forense (RFC 3227, ISO/IEC27037), indica que para validar la supuesta evidencia digital se debe comparar el código hash extraído de la misma  contra el de la fuente original a la cual este Perito Informático Forense NO TUVO ACCESO”.

Además, precisa que dicha información “no fue recolectada por medio de técnicas digitales forenses, pues no tenía un registro de haber sido recabada por otro profesional informático forense” así como lo indica el COIP en su artículo 500.

Pruebas que confirman que el Caso Glas es un montaje

La investigación del portal digital ElEstado.netevidenció los tratos entre Alfredo Alcivar y Abdalá Bucarám para perjudicar a Glas, además el supuesto pago de 300 K USD para acusar al exvicepresidente.

Respecto a los 134 correos directos entre Jorge Glas y Ricardo Rivera, que se enviaron entre 2009 y 2016, el exvicepresidente explica que estos únicamente están relacionados a temas como su Tesis de Grado en la Escuela Politécnica del Litoral, a las denuncias de la empresa  Glory International que Glas mandó a investigar apenas surgió una denuncia en redes sociales en el 2014, a notas de prensa y enlaces a entrevistas que se realizaron en ese período, así como a otros de índole personal o familiar.

En enero de 2019, el exvicepresidente de Odebrecht para América Latina y Angola, Luis Mameri, declaró ante los tribunales brasileños que los pagos que realizaron a la empresa china Glory International eran sobornos para Jorge Glas. (ESTE COMENTARIO NO SIGUE LA LINEA DE TIEMPO, ESTAMOS EN EL 2017)

El exvicepresidente se pronunció sobre la declaración y señaló que “lo que hace Luis Mameri, vicepresidente de la empresa corruptora Odebrecht es repetir el mismo libreto del corrupto José Conceicao Santos, pero ahora la Fiscalía china los desmiente, ¡Basta de engañar al pueblo ecuatoriano!”, escribió en su cuenta de Twitter.

En Ecuador, en el año 2014, el opositor Andrés Páez pidió que se investigue a la empresa Glory International. Como respuesta, Glas pidió que se verifique la existencia y legalidad de esta firma internacional y si esta tenía relación con alguna cuenta en Hong Kong a nombre de Ricardo Rivera.

En el informe que recibió consta que “no se ha podido encontrar prueba alguna de la existencia de una sociedad denominada GLORY INTERNACIONAL LIMITED (referida en el supuesto reporte de transferencias bancarias) ni de la existencia de una jurisdicción en el mundo que se denomine “Masor Islanda”, lo que indica que el reporte de trasferencia es falso.

De todos los archivos encontrados en la computadora de Rivera la Fiscalía solo ha tomado tres que tendrían relevancia penal. El primero es un concurso de CELEC que se encontraban disponible al público general a partir del 4 de marzo de 2012, como consta en el informe emitido por el perito Juan Sebastián Grijalva, en el que asegura que los pliegos fueron “bajados” al escritorio de esa computadora un día después de ser publicados en el Portal de Compras Públicas y que no tienen sumilla de responsabilidad.

El segundo archivo, que también presenta inconsistencias, fue la versión en PDF de una carta que dirige el Secretario General de la Vicepresidencia de la República al Ministro Coordinador de Sectores Estratégicos el 2 de abril de 2014, respecto del interés de la empresa Vea Group en invertir en el Proyecto Minero Fruta del Norte. Carta en la que solicitaba una reunión, la misma que nunca se agendó, ni por parte del Vicepresidente ni por aprte del Ministerio al que remitió dicha carta. La misiva nunca fue leida por el Vicepresidente porque fue derivada al ministerio correspondiente.

Dicha carta no constituye información privilegiada como equivocadamente supone la Fiscalía pues este es uno más de los 8.629 documentos que ingresaron a la Vicepresidencia entre el 24 de mayo de 2013 hasta el 8 de agosto de 2017, de los cuales 73,3% fueron remitidos para conocimiento en otras instituciones del sector público e incluso en instituciones privadas. En el propio expediente de la Fiscalía consta quien envió esta carta a Rivera, fue el ciudadano José Alvear Icaza, abogado ecuatoriano.

Y el tercero tiene que ver con una encuesta realizada por la empresa Perfiles de Opinión en la que se califica la gestión del exvicepresidente Jorge Glas.

La Asociación Ilícita, un delito que no se ha podido comprobar a Jorge Glas

En el testimonio presentado por el exvicepresidente se explica que los peritos y testigos de la Fiscalía ecuatoriana corroboraron que en el informe que el Departamento de Justicia de Estados Unidos envió al país no aparece “de ninguna forma, ni seudónimo, alias, apodo o nombre clave” el de Jorge Glas en los sistemas informáticos Drousys y My Web Day que utilizaba Odebrecht para realizar los pagos de coimas en sus proyectos, no solo en el Ecuador sino en todos los países donde corrompió la gestión de los contratos públicos.

SOBRE LA ASISTENCIA PENAL DE ESTADOS UNIDOS DROUSYS

Como se ha dicho a través de los medios de comunicación DROUSYS y MY WEB DAY son sistemas informáticos utilizados por la División de Operaciones Estructuradas de Odebrecht para realizar los pagos de coimas en sus proyectos no solo en el Ecuador sino en todos los países donde corrompió la gestión de los contratos públicos

El Departamento de Justicia de los Estados Unidos tuvo acceso a esa información y se la pasó a la Fiscalía Ecuatoriana

En todo ese informe no se menciona a JORGE DAVID GLAS ESPINEL, de ninguna forma, ni seudónimo, alias, apodo o nombre clave, como fue corroborado a este tribunal por el perito y otros testigos de fiscalía.

Además, añade que, en el ejercicio de sus funciones, mantuvo reuniones con personeros de diferentes empresas, entre ellos estuvo José Conceicao Santos de Odebrecht, quien lo grabó de forma ilegal para demostrar que tenía acceso privilegiado a las instalaciones de la Vicepresidencia del Ecuador.

En su primer testimonio Conceicao Santos señala haber mantenido dos o tres reuniones anuales con Jorge Glas, incluida una en junio de 2016 cuando se desempeñaba como Vicepresidente y en la que supuestamente habría grabado el audio donde se le ofrece una coima.  Esta grabación se hizo publica “filtrada” a los medios de comunicación, y en ella jamás Santos hace referencia a ninguna irregularidad durante la conversación con Glas. La pregunta cabe .. si estando solos en la oficina, porqué Santos no mencionó algo acerca de cualquier irregularidad como luego afirmaría en su versión.

Esa versión se contradice en una nueva declaración que dio en la Fiscalía, donde indica que la reunión fue en 2012 y que el audio lo grabó solo como constancia del supuesto acceso directo que tenía al Vicepresidente.

Las contradicciones también son evidentes cuando habla de la supuesta coima en la que habría entregado dinero “sin verificación de que los destinatarios lo hayan recibido”. En su declaración nunca indica que Jorge Glas haya recibido ningún monto. TODO LO CONTRARIO, DICE EXPRESAMENTE QUE JAMAS ENTREGÓ DINERO A JORGE GLAS

En resumen

Jorge Glas No ha recibido un solo centavo mal habido, ha sido investigado hasta la saciedad.

“Tal como lo he repetido en reiteradas ocasiones, me han realizado dos exámenes especiales a mi patrimonio”, dijo Glas.

Del período de 13 de agosto de 2009 al 29 de abril de 2015, realizada por la auditora Cecilia Mantilla Acosta, Directora de Asuntos Éticos, Participación Ciudadana y Control Patrimonial de la Contraloría General del Estado.

Del período del 16 de abril de 2015 al 08 de junio de 2016, realizada por la Dra. Nora Encalada Ojeda, Directora de Asuntos Éticos, Participación Ciudadana y Control Patrimonial de la Contraloría General del Estado.

No se ha probada nada en relación con el delito de asociación ilícita

“Han ofrecido su testimonio alrededor de 45 personas entre testigos y peritos, nadie ha mencionado siquiera mi nombre”, ha reiterado.

El Capitán Raza Valencia en su informe claramente indicó que en ningún momento se ha dicho ̈vidrio ̈ sea equivalente a Jorge Glas.

“Jamás integré ninguna comisión de elaboración de pliegos, comisión de evaluación de capacidad técnica, jamás autoricé ninguna contratación, no suscribí ningún contrato, menos los administré, insistió el exvicepresidente.

Todos los testigos, en su mayoría indicaron no conocer a Jorge Glas, el exvicepresidente Glas nunca fue parte de ningún proceso de contratación, y los funcionarios que fueron parte y rindieron testimonio manifestaron que jamás recibieron presión o recomendación alguna de Glas para favorecer a Odebrecht o a nadie.

En la Refineria del Pacifico, Glas formó parte del directorio de la empresa, que autorizó el inicio del proceso y luego autorizó la firma del contrato al gerente general, pero tampoco fue parte de ninguna instancia del proceso de licitación, que estuvo a cargo de la gerencia general y sus subalternos, el contrato de movimiento de tierras de la Refinería del Pacífico y la autorización de la suscripción del contrato al Gerente General por mandato estatutario en virtud de ser miembro del Directorio de la Refinería”.

Odebrecht supuestamente entregó dinero a cambio de nada!. 
Luego de que Glas los maltratara hasta el cansacio y luego de haberle causado pedidas por casi  1 200 MM USD, ESO ES TOTALMENTE ABSURDO.

En su testimonio el señor Topic, indicó claramente que la empresa Telconet nunca ha tenido negocios con Jorge Glas.

La Asistencia Penal de Panamá no nombra a Jorge Glas

La testigo Johana Valencia, funcionaria del SRI en su testimonio indica que no se menciona el nombre de Jorge Glas en riesgos tributarios, y que no he tenido relación con ninguna de las empresas investigadas (Diacelec, Equitransa, Glory, etc.)

La señora Tatiana Cely, de la UAFE en ningún momento le meciona.

El testigo Marco Calvopiña, indicó que con respecto a la contratación de Poliducto Pascuales- Cuenca, Glas no intervino ni en la etapa precontractual ni contractual.

Eduardo Barredo, en su testimonio dejo claro que no recomendó a nadie.

El Dr. Alexis Mera en su testimonio ante este Tribunal indicó claramente que fue enérgico cuando exigío el cumplimiento con vehemencia del contrato de San Francisco: “Quien los maltrato hasta el cansancio fue Jorge Glas”.

La Econ. Olga Muentes en su testimonio ante el Tribunal indicó claramente: Ricardo Rivera llamaba a Jorge Glas, pero éste no le contestaba las llamadas que eran esporádicas – No observó que Ricardo Rivera concurra a la Vicepresidencia.

El Dr. Rafael Poveda Bonilla en su testimonio ante el Tribunal indico claramente: Jorge Glas se reunía con las empresas ejecutoras de los proyectos emblemáticos por el ámbito de sus funciones. Como Odebrecht era una de éstas, sí se reunió con ellos dentro del ámbito de sus responsabilidades legítimas.

Jorge Glas nunca huyó, siempre dio la cara. Ha desvirtuado cada una de las acusaciones perversas y absurdas. No hay ninguna prueba en su contra. Jamás recibió dinero de Odebrecht.

“Jamás perjudiqué a mi patria, la he servido con total compromiso porque es mi tierra y la de mis hijos. De lo único que me pueden acusar es de haber cumplido con mi deber, con mi patria, de haber sido siempre frontal y de haber denunciado y combatido a los corruptos. Soy inocente y así lo he demostrado”. 

De manera intensional la Fiscalía General del Estado ocultó la información repecto a la asistencia penal solicitada a China sobre si el exvicepresidente Glas tenía alguna relación con la empresa Glory de Hong Kong. La respuesta de la Embajada de la República Popular China en Ecuador puso de manifesto que Glas nada tiene que ver con esta empresa, ni con su pariente, incluso ni lo conoce.

Mientras la trama se resuelve en Ecuador, Jorge Glas espera que el Estado ecuatoriano se pronuncie sobre las medidas emitidas por la CIDH para proteger su integridad y tome en cuenta que ninguna de las SUPUESTAS pruebas presentadas en su contra ha tenido validez.  TODO LO CONTRARIO, GLAS HA DEMOSTRADO SU INOCENCIA.

Glas fue sentenciado sin ley, con un Codigo Penal derogado en el 2104

– Nunca se repetó el derecho a la presunción de inocencia

– Glas pudo irse, pudo pedir asilo en una embajada, se negó a hacerlo y dio la cara

– Estuvo con prisión preventiva 25 meses, la Constitución establece un límite de 12 meses

– Fue sentenciado sin ley, con un Codigo Penal derogado en el 2104, y tomando la peor pena sin principio de favorabilidad indubio pro reo.

– Su prision preventiva fue ilegal, ya que existian medidas cautelares (prohibicion de salida del pais) y la cambiaron fuera de plazo legal por prision preventiva, luego de una rueda de prensa en donde desarmócada uno de los indicios de la Fiscalía.

Informa Ecuador

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *