En las últimas horas se ha dado la discusión, si se paga la deuda ecuatoriana o no, misma que a finales de marzo corresponde 1.230 millones de dólares, de los cuales 330 millones son bonos Wall Street (bonos 2020) pagados el día 23 de marzo de 2020, con el pretexto que, si no se pagaba, el Fondo Monetario Internacional (FMI) no desembolsaría 500 millones de dólares para medidos de abril (3ª o 4ª semana según Richard Martínez). ¿En serio merece discusión alguna, el pagar la deuda o destinarla a enfrentar el coronavirus? Alguien con un poco de cerebro en la cabeza, ¿Qué haría? Ya que pagar la deuda en estos cruciales momentos, es criminal.

También, para finales de marzo están todavía pendiente de pago 900 millones de dólares de deuda con bancos, organismos mundiales y gobiernos. ¿Este valor se lo debe destinar para enfrentar el brote del coronavirus?, por supuesto que debe ser así, no hay duda alguna al respecto, es decir, se podría direccionar en esta semana, 900 millones de dólares para insumos, medicinas, respiradores, protección médica, etc., y así no sólo para parar el brote del virus, sino proteger a los médicos, enfermeros, etc. Entonces, merece discusión alguna, ¿pagar la deuda o garantizar la vida de los ecuatorianos? No hay pretexto para decir que no existen más recursos para la salud, estando en emergencia sanitaria, donde se deben destinar todos los recursos necesarios hacia la emergencia tal como el COPLAFIP lo explicita en la actualidad, reformar hasta un 15% el Presupuesto General del Estado (PGE) para cumplir con una emergencia nacional. ¿Qué pasaría en una nueva catástrofe si el COPLAFIP es cambiado (como consta en el acuerdo con el FMI) y el PGE no puede variar más allá del 5%?

Si el FMI debe desembolsar 500 millones de dólares a cambio de la exigencia de pagar 330 millones de dólares, ¿esto es porque el tenedor de los bonos es el FMI? Y como no es así, entonces esto muestra como el FMI condiciona a los países para beneficiar al gran capital, y en este caso a los tenedores de deuda.

Este pago y exigencia lo hace el FMI, a pesar que su primo hermano, el Banco Mundial (BM) anunciaba el día de ayer (23 de marzo 2020) en su cuenta de Twitter, que “El Grupo Banco Mundial insta a los líderes del G20 a suspender todos los pagos de la deuda bilateral de los países más pobres. Esto ayudará a concentrar os recursos en la lucha contra la pandemia por coronavirus y reducir el tiempo de recuperación”. ¿Este anunció no incluye a Ecuador?, ¿el país es considerado país rico? Puede ser que así lo consideren, porque con riesgo país tan alto, 6.063 puntos (23 de marzo de 2020), y por tanto el valor de los papeles de los bonos represente el 36,48% del valor (20 de marzo de 2020), el gobierno hizo el pago al 100% del mismo valor. ¿Por eso nos pueden considerar país rico? O ¿en realidad nos consideran unos severendos idiotas?

Hay que recordar que el 17 de junio de 2019 venció el plazo para los tenedores que querían vender al Estado Ecuatoriano sus bonos Global 2020 (se los aplazó hasta 2029, ahora, bonos Global 2029), que vencen en marzo de 2020, y apenas quedarían en el mercado unos 330 millones de dólares de bonos 2020. En aquel entonces, el gobierno de Boltaire Moreno recompró (Liability Management) el 78% de los Global 2020, ese porcentaje implicó un desembolso de 1.170 millones de dólares. Además de presentar su propuesta de recompra, el gobierno emitió USD 1.125 millones en bonos a 10 años plazo con una tasa de interés de 10,75% (aunque el costo real de la transacción bajó a 9,85%).

Es decir, ¿lo que se pagó el día de ayer corresponden al faltante de los bonos global 2020? ¿Este faltante no se lo podía recomprar, por ejemplo, a menos de un año y destinarlo a enfrentar la crisis del coronavirus? porque 200 millones de dólares de intereses de bonos Wall Street a vencerse en 2020 y 2030 si se lo aplazó a 30 días, conforme el contrato de endeudamiento. Esto debe aclarar el gobierno.

En total los vencimientos de bonos soberanos del Ecuador ascienden a 16.841 millones de dólares, correspondiente a 15.266 millones de dólares recibidos, la diferencia (1.215 millones) es el pago realizado a los gestores de la deuda, el fee financiero por colocar en Wall Street los bonos soberanos, cuyo plazo se vence en 2029, tal como el cuadro especifica:

Lo sorprenden de esto es que al año 2029, los intereses pagados por los 15.266 millones de dólares representarán 12.849,6 millones de dólares, 84,2% más de lo recibido, es decir, los tenedores de deuda casi duplicarán su capital. Y el próximo gobierno (2021-2025) recibirá como deuda de bonos soberanos 6.065 millones de dólares, y el gobierno 2025-2029 recibirá por pagar, 10.416 millones de dólares de deuda por bonos soberanos. A pesar de esta gran liquidez obtenida por el Gobierno de Boltaire Moreno, ¿Por qué no existen recursos para salud, tal cual la emergencia sanitaria así lo exige? Parecería que el plan del gobierno es privilegiar deuda por sobre la vida de los ecuatorianos.

En cuanto a los tenedores de deuda externa ecuatoriana, los bancos y tenedores de bonos representan el 55% (que se incrementa fuertemente en el Gobierno de Boltaire Moreno), seguido de organismos internacionales el 27% (hay que recordar que el endeudamiento de los organismos internacionales vuelve en el gobierno de Boltaire Moreno), y luego el endeudamiento con gobiernos el 18% (contraídos especialmente en el gobierno de Rafael Correa).

Mientras al analizar el porcentaje de emisión de bonos soberanos sobre el total, la estadística oficial muestra que en el Gobierno de Rafael Correa fueron de 31,8%, mientras el porcentaje de emisión de bonos soberanos sobre el total en el Gobierno de Boltaire Moreno fue de 68,2%. Es decir, el gobierno de Moreno tuvo la suficiente liquidez para enfrentar no sólo el coronavirus, sino la generación de mayor inversión y por tanto de mayor patrimonio del estado, así como una fuerte dinámica en ela economía ecuatoriana ¿Entonces que ha pasado? 

¿Dónde está todo el dinero del endeudamiento agresivo contraído en el gobierno de Boltaire Moreno? Lo grave de esta situación es que, existiendo mucha liquidez en el país, la inversión pública no existió. Lo grave es que existiendo un fuerte endeudamiento en el gobierno de Boltaire Moreno, la salud está desamparada (así como el área de educación y bienestar social), y ahora en emergencia sanitaria no existen recursos para enfrentar el problema del coronavirus. Lo grave de todo este endeudamiento, es que, existiendo liquidez, más importante es pagar deuda que la vida de los ecuatorianos. 

En este esquema neoliberal, el capital predomina por sobre el ser humano. El Gobierno de Boltaire Moreno pretende cumplir con el capital internacional y no con los ecuatorianos. Hasta cuando se puede permitir esto.

“El capital no tiene en cuenta la salud y la duración de la vida del obrero, si la sociedad no le obliga a tenerla en cuenta” (Karl Marx)

Informa Ecuador/ Marcelo Varela/ @MarceloVarelaE

4 thoughts on “La deuda o la vida – Análisis Marcelo Varela”

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *