Nuevamente el país vuelve a requerimiento de liquidez, esta vez un financiamiento por 300 millones de dólares, a un mes plazo, a cambio de 15 toneladas de oro de las reservas del Banco Central. Sin duda es necesario recibir financiamiento, más ahora que la salud requiere de grandes recursos, pero este financiamiento de 300 millones de dólares, no es para direccionarlo a la salud y enfrentar el alto contagio y muerte por el coronavirus. Este financiamiento no es para comprar respiradores, insumos, medicinas, etc., sino que este financiamiento es para dar liquidez al sistema financiero, según Verónica Artola, Gerenta del Banco Central del Ecuador, quien ha indicado lo siguiente:

“Esta operación es parte de una gestión apropiada ante la falta de ahorros que en éstas épocas de crisis hubiesen funcionado. Sirve para cubrir las necesidades de liquidez del sistema financiero y por ende de los ciudadanos. Es responsable tener estas líneas abiertas y estamos buscando incluso otras”. Esto es mentira¡¡ y vamos a explicar por qué.

Se requiere financiamiento por falta de ahorro dice la gerenta, pero ese financiamiento es para el sistema financiero, no es para la salud. ¿El sistema financiero requiere liquidez? ¿No estaba tan sólido y líquido, por ello las ganancias de más de 600 millones de dólares el año 2019? La gráfica siguiente muestra como la liquidez tiene una pendiente positiva, a pesar que la economía ecuatoriana ha estado en malas condiciones, y, por tanto, no hay problema de liquidez, sino el problema es que está saliendo indiscriminadamente dólares del país, resultado de haber reducido el impuesto a la salida de divisas en el 50%.

La salida de divisas sólo en los meses de enero y febrero del 2020 se duplican respecto al mismo período de 2020. En los dos primeros meses del 2020 han salido más de 8.161 millones de dólares. Esto se lo deduce acorde al impuesto a la salida de divisas. Hasta diciembre 2019, la tasa era del 5%, y a partir de enero 2020, la tasa es del 2,5%, conforme la resolución aprobada por la Asamblea Nacional el 31 de diciembre de 2019. Mientras entre enero y febrero del 2019, la recaudación fue de 2.042,3 millones de dólares, entre enero y febrero de 2020 la recaudación es de 2.040,4 millones de dólares. Por tanto, si multiplicamos la recaudación enero-febrero 2019 por 20 (para llegar al 100% y determinar el valor de la salida de divisas), el valor que salió en ese período fue de 4.084,7 millones de dólares. Mientras que, si multiplicamos la recaudación enero-febrero 2020 por 40 (para llegar al 100% y determinar el valor de la salida de divisas), el valor que salió en ese período fue de 8.161,4 millones de dólares. Es decir, solo en los primeros dos meses del año 2020, han salido más de 4.000 millones de dólares, 100% respecto al período del 2019. Y nos dijeron que el 5% de ISD genera más salida de divisas, y al reducir el impuesto al 50%, ya no iba a salir divisas del país. Esto muestra claramente, todo el proceso de inducción de crisis económica de este gobierno, producto de todas sus medidas económicas, así como el peligro de la dolarización. Esto es sumamente grave.

Por los 300 millones de dólares recibidos por Goldman Sachs, el país entregó 15 toneladas de oro (cada tonelada contiene 35.274 onzas), es decir, se entregó el 75% de las reservas en oro. El día de hoy (30 de marzo de 2020), el precio de la onza de oro es de 1.631,57 dólares, lo que representan 863,3 millones de dólares entregado en garantía a Goldman Sachs, 2,9 veces el préstamo adquirido. ¿Existe ingresos para cubrir este financiamiento? No, porque la recaudación bruta en febrero 2020 se reduce en -8,2% respecto al mismo mes de 2019. 

Hay que recordar que el 2 agosto de 2017Moreno decía “Una deuda sin financiamiento, es crisis”,¿hacia dónde nos están llevando? ¿Por qué se sigue beneficiando a la banca y a los que sacan las divisas del país? Incluso, el 8 de noviembre de 2017, Moreno señalaba la deuda del Estado la deben pagar los que más tienen en el país. La gente que más tiene, centenares de empresarios que vendieron muchísimo inclusive al Gobierno en las épocas de vacas gordas y ahora que estamos en las épocas de vacas flacas pues hay que ajustarse el cinturón y hay que pagar impuestos”. ¿Por qué no ha cumplido con sus propias palabras presidente? ¿Por qué la mayoría de ecuatorianos tenemos que seguir pagando la crisis provocada por su gobierno?

Este endeudamiento de 300 millones (que se desconoce las condiciones), es similar al obtenido el 28 agosto de 2018, cuando Goldman Sachs nos prestó 500 millones de dólares con garantías del 250% (1.250 millones), a una tasa de LIBOR 3M+ 4,25% y a un plazo de 4 años, para un programa de preservación de capital. La gravedad de esta operación de crédito de 300 millones consiste en, ¿se paga en la misma semana 330 millones de dólares y se endeuda por 300 millones de dólares, entregando el 75% de las reservas? ¿Esto es beneficioso para el país? Además, la gravedad existe, porque el financiamiento no va a salud, para enfrentar el problema del coronavirus, sino va a cubrir la salida de divisas, aunque el gobierno diga otra condición.

El 6 de junio de 2014, el país también hizo algo similar, pero en condiciones favorables para el país, y ese financiamiento fue a parar a la inversión pública, para bienestar de los ecuatorianos y no de la banca o de las corporaciones que sacan el dinero del país. En aquella ocasión, el financiamiento fue de 400 millones de dólares que obtuvo el Ecuador como préstamo por parte del Banco Internacional Goldman Sachs (GS) de Estados Unidos, a una tasa de 4,3 %,a un plazo de 33 meses. Pero meses antes, el Ecuador había invertido en Goldamn Sachs, parte de las reservas de oro, avaluadas en 600 millones del oro físico, ganando 0,85% de rendimiento, y como parte de esos 400 millones de dólares de financiamiento, la garantía era el 50% de las reservas de oro que estaban siendo invertidas en Goldman Sachs y obteniendo rendimiento. Esta es la pequeña diferencia que existía entre el financiamiento del gobierno anterior y el financiamiento del gobierno actual.  

Y el justificativo de este endeudamiento según la gerenta del Banco Central es “parte de una gestión apropiada ante la falta de ahorros que en éstas épocas de crisis hubiesen funcionado”. 

La actual gerenta del Banco Central, también funcionaría del gobierno de Rafael Correa, ahora dice que no existía ahorro. ¿Acaso no generó ahorro al país la construcción de 21 hospitales nuevos, 37 hospitales financiados y en ejecución, 74 centros de salud tipo C, 27 centros de salud tipo C financiados y en ejecución, 833 infocentros educativos, 8 hidroeléctricas, 6 mega proyectos, 7.000 laboratorios para colegios y universidades, 4 universidades nuevas, ampliación de 22 universidades públicas, 3 nuevos institutos públicos, 428 escuelas nuevas, 196 nuevas vías, 1.000 centros infantiles del Buen Vivir, 176 UPC (unidades de policía comunitaria), 825 grandes obras en provincias, 9.790 km de carreteras, miles de km en fibra óptica para CNT, se repotenció la refinería de Esmeraldas para procesar cerca de 280.000 barriles de petróleo diario?. 

¿Acaso no generó ahorro al país, el haber dejado de comprar energía a Colombia, Perú y a las barcazas de ciertos políticos ecuatorianos?, ahorro para el país de más de 1.300 millones de dólares anuales, 1.000 millones por las hidroeléctricas, y 300 millones por la repotenciación de la Refinería de Esmeraldas. 

Entonces gobierno, ¿si pensaban en ahorro para el país, para los ecuatorianos, porque no cobraron más de 7.500 millones de dólares producto de las remisiones tributarias, laborales y de facturas falsas? Cobrar ese dinero si es ahorro. Endeudarse para invertir, si es ahorro. Entregar oro para ganar el 0,85% de rendimiento, y luego de ese mismo oro garantizar deuda para inversión, si es ahorro. ¿Por qué mejor no explican donde ha ido a parar todo el fuerte endeudamiento de este gobierno? ¿Y explican cuál ha sido el ahorro generado?

Así mismo, dice la gerenta, “Es responsable tener estas líneas abiertas y estamos buscando incluso otras”. ¿En serio es responsable proceder en la misma semana, pagar 330 millones de dólares a acreedores privados, y endeudarse en 300 millones de dólares, y ese dinero no ir a la salud sino a cubrir la salida de divisas? ¿No era mejor dejar de pagar esos 330 millones de deuda y destinarlos a la salud, sin necesidad de endeudarse en 300 millones y entregar el 75% de las reservas de oro del país?  Y por último indican que no existían reservas, que se las comieron todo, y por ello el financiamiento de 300 millones de dólares. La siguiente gráfica muestra las reservas internacionales del país, y la información muestra como en el período 2007-2016, las reservas eran mayores que en período 2000-2006 y 2017-2019. A pesar que entre los años 2014-2016 el país sufrió fuertes shocks como el fenómeno del niño, la apreciación de dólar, la crisis económica, la contracción de las exportaciones en más del 40%, entre otras, y, por si fuera poco, tuvimos el terremoto. Desde 2018, sin ningún shock, la economía se ha venido a pique, y ahora con el coronavirus, la economía va a sucumbir. ¿Por qué será? 

Por todo lo indicado, los ecuatorianos merecemos explicaciones, los ecuatorianos merecemos que se transparente la información, los ecuatorianos merecemos que nos tengan informados. Los ecuatorianos, merecemos respuestas a los graves problemas al que nos enfrentamos, problemas económicos y ahora de salud.

“Cuando la verdad se digne venir, su hermana libertad no estará lejos”. (Mark Akenside)

Informa Ecuador/ Marcelo Varela/ @MarceloVarelaE

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *