Otra respuesta neoliberal al 1 de mayo, de parte del gobierno de Moreno (definitivamente está quedando como el peor gobierno de todos los tiempos), redujo aún más el presupuesto a la educación. 

Esta lógica de atentar contra la educación, al igual que se hace contra la salud, solamente se puede entender desde la fuerza ideológica del neoliberalismo (en el sentido de “falsa conciencia” de Marx), ya que esta afectación al sistema de educación superior afectará la formación docente, la educación de calidad, y la posibilidad de oportunidades y acceso de los jóvenes a la Universidad, y por tanto a empleo. Esta ideología no es más que parte de un sistema que cobra más fuerza en la medida en que devienen invisibles los vínculos entre el proyecto político-empresarial-financiero, y el proyecto pedagógico. 

Este atentado a la Universidad Pública y a la educación pública, no es más que una restricción en la relación educación-trabajo para algunos sectores de la sociedad, especialmente los más pobres. Esta perspectiva del des-vínculo entre política y educación se originó —para la escuela moderna— durante el proceso de normalización (Davini, 1997), y lo que busca es impedir la De-construcción de concepciones progresistas, evitar la crítica y hacer que se piense menos. Ideas provenientes de Hayek y Friedman, que el neoliberalismo en el Ecuador, las aplica a la educación. 

Hayek en su libro “The Constitution of Liberty” (1960), capítulo V y parte del VI dedica a la educación, y señala que se debe proveer educación con conocimientos básicos de saber leer y escribir. Y como parte de la competencia, las personas que quieran un mayor precio por su trabajo pues deberán pagar por esos conocimientos, ya que los que no tienen esa capacidad “son incapaces de percatarse de su indudable utilidad, los conocimientos”. Por tanto, Hayek al igual que Friedman postulan que se debe financiar la demanda de educación y no la oferta. En otras palabras, al puro estilo del sistema de educación chileno, se debe financiar la educación y no a las instituciones educativas, ya que se debe generar créditos a las familias para que sus hijos puedan estudiar. Es decir, a donde nos quieren llevar es a la privatización de la educación.

Estos planteamientos neoliberales están siendo aplicados en el Ecuador, a pesar que tenemos una Constitución que garantiza gratuitamente la educación hasta su tercer nivel. Y la aplicación neoliberal se ve traducida en reducción de la educación, Mientras entre 2017 y 2018 (presupuesto prorrogado del gobierno de Correa), el presupuesto a educación se incrementó en 224,4 millones de dólares, un crecimiento del 4,6%; entre 2018 a 2019, se redujo el presupuesto en 142,2 millones de dólares, un -2,7%; y entre 2019 a 2020 en 412,7 millones de dólares, un -8%.

Instituciones dedicadas a la educación primaria y secundaria como el Ministerio de Educación no sufren disminuciones en sus presupuestos durante 2020, aunque el presupuesto de 2019 a 2020 si re reduce. En la misma lógica, de no reducción presupuestaria están instituciones dedicadas a la cultura, deporte, evaluación secundaria, y las instituciones relacionadas con el movimiento indígena como el Sistema de Educación Intercultural Bilingüe y la Universidad Intercultural de las Nacionalidades y Pueblos Indígenas Amawtay Wasi, única Universidad que no sufre recortes presupuestarios.

El sector más afectado es la educación superior, al cual se le reduce 98,5 millones de dólares. Del total de 98,5 millones de dólares de reducción a partir de mayo de 2020, el 98,51% es reducción en egresos de personal, esto implica mayor cantidad de despidos de docentes, y, por tanto, menor capacidad de recibir a más estudiantes en las Universidades, y dar una educación de calidad, porque posiblemente este despido de docentes implique las aulas ya no sean de 40 o 50 estudiantes, sino de 80 o 100 estudiantes. Esto es imposible y va en contra de una educación de calidad. 

Las Universidades más afectadas son las más grandes del país y las que reciben a mayor cantidad de estudiantes. Esta reducción del presupuesto de la educación va en contra de la Constitución Política del Ecuador, que señala:

“Art. 3.- Son deberes primordiales del Estado: 1. Garantizar sin discriminación alguna el efectivo goce de los derechos establecidos en la Constitución y en los instrumentos internacionales, en particular la educación, la salud, la alimentación, la seguridad social y el agua para sus habitantes”.

“Art. 26.- La educación es un derecho de las personas a lo largo de su vida y un deber ineludible e inexcusable del Estado. Constituye un área prioritaria de la política pública y de la inversión estatal, garantía de la igualdad e inclusión social y condición indispensable para el buen vivir. Las personas, las familias y la sociedad tienen el derecho y la responsabilidad de participar en el proceso educativo”.

Al reducirse 98,5 millones de dólares a la educación, se está quitando el derecho a las personas de acceso a las universidades, porque una reducción del presupuesto implica disminución de docentes y personal, muy importante para poder recibir a todos los estudiantes que deseen entrar a la Universidad. ¿O cómo pretenden que ingresen más estudiantes, cuando se tienen que reducir docentes? Ya el Rector de la Universidad de Cuenca dijo que más de 400 docentes serán despedidos, porque la reducción en esta Universidad será de 5,6 millones de dólares. Si extrapolamos lo que la Universidad de Cuenca indica, en todo el sistema de educación superior, deberán salir más de 8.000 docentes de las Universidades Públicas del país.  

“Art. 28.- La educación responderá al interés público y no estará al servicio de intereses individuales y corporativos”.

Al reducir el presupuesto a las Universidades y por tanto la reducción de docentes, se generará dos efectos; 1) Las aulas serán de 80 a 100 alumnos, que es imposible por falta de infraestructura; y, 2) Los alumnos al no poder acceder a la Universidad Pública tendrán que ir a estudiar a las Universidades privadas con crédito público otorgado por el estado, ¿esta es la pretensión como siempre el neoliberalismo busca?  

“Art. 29.- EI Estado garantizará la libertad de enseñanza, la libertad de cátedra en la educación superior”.

Al reducir el presupuesto en las Universidades, ¿buscan callar a las Universidades, mismas que se han venido pronunciando en los últimos tiempos contra las medidas de este gobierno neoliberal?

“Art. 39.- El Estado garantizará los derechos de las jóvenes y los jóvenes, y promoverá su efectivo ejercicio a través de políticas y programas, instituciones y recursos que aseguren y mantengan de modo permanente su participación e inclusión en todos los ámbitos, en particular en los espacios del poder público. El Estado reconocerá a las jóvenes y los jóvenes como actores estratégicos del desarrollo del país, y les garantizará la educación, salud, vivienda, recreación, deporte, tiempo libre, libertad de expresión y asociación. El Estado fomentará su incorporación al trabajo en condiciones justas y dignas, con énfasis en la capacitación, la garantía de acceso al primer empleo y la promoción de sus habilidades de emprendimiento”.

Reducción del presupuesto implica reducción de docentes, mayor carga horaria que reducirá la calidad de la educación, porque las aulas deberán serán del doble de estudiantes. Además, esta reducción del presupuesto hará que el acceso a la educación de los jóvenes ya no sea al 100%, al igual que las oportunidades de empleo.

“Art. 165.- Durante el estado de excepción la Presidenta o Presidente de la República únicamente podrá suspender o limitar el ejercicio del derecho a la inviolabilidad de domicilio, inviolabilidad de correspondencia, libertad de tránsito, libertad de asociación y reunión, y libertad de información, en los términos que señala la Constitución. Declarado el estado de excepción, la Presidenta o Presidente de la República podrá: 2. Utilizar los fondos públicos destinados a otros fines, excepto los correspondientes a salud y educación”.

Ni en estado de excepción se puede reducir el presupuesto a la educación, por tanto, lo que se acaba de hacer es una tentativa de violación normativa y de los derechos de los jóvenes a la educación, así como la garantía al empleo que debe hacer el estado a las personas, especialmente a los jóvenes.

“Art. 286.- Los egresos permanentes para salud, educación y justicia serán prioritarios y, de manera excepcional, podrán ser financiados con ingresos no permanentes”.

En ninguna forma, el presupuesto para educación puede variar, ya que son prioritarios, y deben ser cubiertos por ingresos tributarios y no tributarios, e incluso se deben cubrir con ingresos petroleros si fuese el caso. Por tanto, no se puede reducir el presupuesto a la educación.

“Art. 347.- Será responsabilidad del Estado: 1. Fortalecer la educación pública y la coeducación; asegurar el mejoramiento permanente de la calidad, la ampliación de la cobertura, la infraestructura física y el equipamiento necesario de las instituciones educativas públicas”.

Esta reducción en el presupuesto a las Universidades atenta contra una educación de calidad, ya que como se indica esto generará disminución de docentes, lo cual atenta contra la calidad de la educación.

“Art. 357.- El Estado garantizará el financiamiento de las instituciones públicas de educación superior”.

Si se reduce el presupuesto a las Universidades, no se está garantizando el financiamiento 

Por tanto, lo que se acaba de hacer, no sólo violenta derechos, sino la normativa, y afecta el sistema de educación universitario, la calidad de la educación, y la no garantía de empleos. 

¿Se debe seguir permitiendo y aceptando esta situación?

“Para el neoliberalismo es prioritario formar buenos consumidores antes que buenos ciudadanos” (Antonio Franco).

Informa Ecuador/ Marcelo Varela/ @MarceloVarelaE

3 thoughts on “La educación ecuatoriana en el contexto neoliberal: desaparece el bien común y las oportunidades – Marcelo Varela –”

  1. Afertar a la educación es simple para quienes gabiernan, pero no perdonar deudas a los grandes eso es terrible. Lanfunción es en base a intereses y no les interesa el pueblo que va a pie, que colgando del rabo o que va al estribo.

  2. Gobierno de Moreno y sus secuaces dejan destruido todo lo avanzado en los 10 años del Progresismo, como la Educación, la Salud, La Justicia, Seguridad Social y Trabajo. Deja camino realizado y la mesa ssrvida para que otro de los mismos goberne por lo menos 10años más, con el Neoliberalismo.
    Para reconstruir la patria será luego de muchos años si nos ponemos a trabajar hoy mismo, de lo contrario estaremos así unos 30 años más.
    No permitamos que eso suceda, es hora de actuar por nuestro presente y el futuro de nuestros hijos.

  3. Pienso que toda la sociedad debe apoyar a que esta medida inconstitucional, no prospere. Se estª jugando no solamente el presente sino el futuro de la nación. Se nos está condenando a un retroceso sin parangón en la historia del Ecuador. Es hora de manifestarnos. Ya basta de tanto atropello de un gobierno inepto, corrupto y negligente. Si dejamos que esto pase, no nos quejemos de lo que viene después. Esto nos debe llevar a levantarnos y protestar, en redes, en medios de comunicación con análisis sesudos y propósitivis. No dejemos morir la educación pública.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *