Luego de la protesta social de octubre de 2019, que llevó a derogar el Decreto Ejecutivo No. 8883, y se estableció el Decreto Ejecutivo No. 894 que suprimía la eliminación de los subsidios a los combustibles. Hoy 20 de mayo de 2020, en plena crisis sanitaria y con una menor posibilidad de respuesta social, dada por el confinamiento, se emite el decreto No. 1054 para eliminar los subsidios a los combustibles. ¿qué esta en realidad tras la eliminación de subsidios? ¿Los subsidios en realidad afecta las finanzas públicas como se sostiene en el decreto?

El decreto argumenta que el Art. 74 numeral 15 del Código Orgánico de Planificación y Finanzas Públicas señala “Deberes y atribuciones del ente rector del SINFIP. El ente rector del SINFIP, como ente estratégico para el país y su desarrollo, tienen las siguientes atribuciones y deberes, que serán cumplidas por el Ministro(a) a cargo de las finanzas públicas…15. Dictaminar en forma previa, obligatoria y vinculante sobre todo proyecto de ley, decreto, acuerdo, resolución, o cualquier otro instrumento legal o administrativo que tenga impacto en los recursos públicos o que genere obligaciones no contempladas en los presupuestos del Sector Público no Financiero, exceptuando a los Gobiernos Descentralizados, Las leyes a las que hace referencia este numeral serán únicamente las que provengan de la iniciativa del ejecutivo en cuyo caso el dictamen previo tendrá lugar del envió del proyecto de ley a la Asamblea Nacional”.

Se habla de impacto en los recursos públicos, ¿cuál es el impacto en los recursos públicos de los subsidios a las gasolinas y al diesel? Las gasolinas y el diesel en su conjunto representan un menor valor al año 2009 respecto al crédito tributario y al valor del ISD. Mientras el año 2019 los subsidios a la gasolina y el diesel fue de 1.018 millones de dólares, el crédito tributario fue de 1.088 millones de dólares. De la misma manera, el impuesto a la salida de divisas representó al año 2019, un valor superior a los subsidios de la gasolina y diesel, Además, si consideramos el anticipo del impuesto a la renta que fue eliminado y al año 2019 representó 353 millones de dólares, esto es el 35% del valor de los subsidios en ese año.

Entonces, ¿cuál rubro en realidad impacta los recursos públicos?  Es el crédito tributario lo que impacta en los recursos públicos, el gasto fiscal vía remisiones tributarias, si impacta en los recursos públicos, liberalizar los precios de los combustibles, si impacta en los recursos públicos, la privatización de las empresas del estado, si impacta en los recursos públicos.

Y si consideramos la remisión tributaria de 4.500 millones de dólares, llevada a cabo el año pasado para beneficiar a la banca y a las grandes corporaciones, el total de subsidio a la gasolina y al diesel representa el 23% de la remisión perdonada al gran capital, y si consideramos todas las remisiones (tributaria, laboral y sobre/sub facturación) que bordearon los 7.500 millones de dólares, los subsidios a eliminarse representan el 14% del perdón realizado al gran capital el año pasado. ¿Entonces de que afectación de los subsidios a los recursos públicos, hablan? ¿Qué precautelación de los recursos públicos hablan?

Mas bien, la respuesta para no afectar los recursos públicos está en cobrar lo que corresponde al gran capital, e incrementar al 10% el impuesto a la salida de divisas. Sólo este incremento al ISD es suficiente para cubrir los subsidios a la gasolina y el diesel., y sobraría plata incluso. Y si se crearán otros impuestos a las ganancias extraordinarias, a los activos en el exterior (fundamentalmente en paraísos fiscales), al patrimonio de las grandes fortunas, a los activos de los más ricos, sería suficiente para cubrir los subsidios a la gasolina y al diesel, y otras necesidades que tiene el país.

Pero demás, se debe considerar lo que el indica la Constitución el “Art. 285.- La política fiscal tendrá como objetivos específicos: numeral 2. La redistribución del ingreso por medio de transferencias, tributos y subsidios adecuados”. ¿Acaso el subsidio a la gasolina y el diesel no es un subsidio adecuado? ¿Qué pasa si se elimina el subsidio a la gasolina y al diesel? Los precios de todos los productos se elevan, afectando no sólo los ingresos de las familias (poder adquisitivo), sino el propio consumo nacional. ¿Y los subsidios a las familias no generan redistribución del ingreso como establece el Art. 285 de la Constitución?

En cambio, un subsidio a las ganancias empresariales, a esto le llaman incentivo los neoliberales, si genera una redistribución del ingreso desde el estado hacia los más ricos, o una redistribución desde los pobres hacia los ricos, porque al no recibir el estado esos recursos, se deja de destinarlos a los más pobres. Entonces se debe entender bien la economía, dejando de lado la economía del bienestar (los óptimos paretianos) para direccionarnos o volver hacia el estado de bienestar que entre 2007 a 2016 se llevó a cabo en el Ecuador.

Y argumenta el gobierno en el decreto que “la caída drástica de los precios del crudo, ha impactado la economía a nivel nacional y mundial, y ha reducido la brecha entre los precios internacionales de combustible y los precios nacionales, por lo que es necesario modificar el sistema de determinación de precios de los productos del segmento automotriz Gasolina Extra. Gasolina extra con etanol, disesel a2 y diesel premium, así como para gasolina extra y extra con etanol destinado a otras pesquerìas, a fin de que los precios nacionales converjan hacia los internacionales, minimizando los riesgos de contrabando y el desvió de recursos públicos hacia actividades ilícitas, y transvelizando los beneficios de los ajustes de los precios para estimular la producción y la economía nacional y la economía de los consumidores”.

Lo que busca este decreto no es que no se afecten los recursos públicos, busca llevar a cabo la privatización de EP Petroecuador, la refinería de Esmeraldas, y llevar a cabo otra meta cualitativa del FMI, la liberalización del mercado de combustibles, y seguir beneficiando a los intermediarios, ya que, si revisamos al mes de marzo de 2020 respecto a marzo 2019, con un precio de petróleo de 22,95 dólares (-35,35 dólares respecto a 2019), el gobierno exportó más cantidad en marzo 2020 que el mes de marzo de 2019, 1,3 millones de barriles más, ¿Cómo se puede exportar  más petróleo em circunstancias donde el precio del petróleo cae? ¿A quién se está beneficiando? ¿Esta mayor exportación de petróleo en condiciones de menor precio del petróleo no afecta los recursos públicos? ¿Si afecta los recursos públicos porque lo hacen?

Entonces, si no se quiere afectar los recursos del estado, deben exportar menos y deberían importar más derivados, ahora que el precio de los derivados ha disminuido. Entonces es falso, que, tras esta medida de eliminar subsidios, está la no afectación a los recursos públicos, cuando estamos viendo lo que hace el gobierno cuando exporta más petróleo crudo, beneficia en más de 403 millones de dólares (solamente en marzo 2020) a los compradores de petróleo. Esto si es afectación a los recursos públicos.

También, se puede revisar, que los precios del petróleo van de la mano con las importaciones de derivados y las exportaciones de petróleo que realiza el país, esto implica que a un mayor precio del petróleo puede representar mayores ingresos petroleros para el país, pero también, un mayor precio de las importaciones de derivados. ¿Es beneficioso tener mayores precios del petróleo cuando los derivados suben en mayor magnitud?

Por esta razón, para no afectar la economía y generar procesos inflacionarios, se debe subsidiar las gasolinas, porque de lo contrario, los afectados serían los más pobres, ya que, si se liberaliza el precio interno de derivados, a un mayor precio interno de comercialización de las gasolinas y el diesel, los procesos inflacionarios se darán, afectando los ingresos de las familias y por tanto el consumo, a la larga la economía se contraerá más.

Por ello, la importancia de mantener los subsidios a las familias más pobres, porque su eliminación genera efectos negativos en la economía. Claro, alguien dirá, ¿Por qué no genera efectos negativos en países desarrollados, donde las gasolinas cuestan más? Porque en esos países los niveles de ingreso alto no generan afectación sobre el consumo y los ingresos de las familias, pero en un país de nivel de ingreso bajo como el nuestro (hasta 2017 éramos de ingreso medio), una eliminación de subsidios afecta tanto el consumo como los ingresos, con procesos inflacionarios altos.

Y en contracción económica como la que vivimos, una elevación de los precios de los combustibles generará incremento de precios, y esto es una bomba de tiempo difícilmente recuperable en el tiempo. A este proceso de contracción económica y subida de precios se llama estanflación, difícil de superarla en el corto plazo. ¿Quiénes se benefician de procesos inflacionarios con contracción económica? Los grandes capitales porque ellos dominan los mercados y fijan el precio, además de participar de la comercialización de los combustibles. Entonces, una eliminación de los subsidios con liberalización del mercado de combustibles, no es más que un incentivo a las ganancias de las comercializadoras de combustible. Por favor, ya paren de seguir beneficiando al gran capital, y piensen un poquito en la mayoría de ecuatorianos, especialmente en los más pobres.

Y este decreto que busca generar mayores ganancias en las comercializadoras y afectar a la mayoría de ecuatorianos, indica en el “Art. 1.B.- Para el comercio de combustibles: se establecerá un sistema de banda de precios (USD/galón) de acuerdo a los siguientes componentes”:

  • A: Valor para cubrir los costos de producción del período de análisis.
  • B: Precio de venta en terminal del peróido anterior al del análisis.
  • C: El precio de venta en terminal del período de análisis.

Y luego especifica los márgenes de comercialización para el segmento automotriz, acorde al Decreto Ejecutivo No. 338:

  • Gasolina extra y con etanol: 0,171 (valor con IVA), es decir, el 17,1% de margen de ganancia.
  • Diesel 2 y premium: 0,137 (valor con IVA), es decir, el 13,7% de margen de ganancia.

Y se establece los precios de venta al público con un piso:

  • Gasolina extra y con etanol: 1,75 dólares
  • Diesel 2 y premium: 1,00 dólares

Y se indica “para los siguientes períodos, el precio de venta al público, será siempre mayor o igual”. Es decir, si se reducen los precios del petróleo y por tanto el valor en la importación de derivados, el público pagará el valor base de 1,75 dólares para extra y 1,00 dólar para diesel. ¿Pero que sucederá cuando suban los precios del petróleo y de los derivados? Ahí si el precio de la gasolina y el diesel se incrementará. La lógica tras esto, es que las comercializadoras nunca pierdan, ni tampoco disminuyan su margen de ganancia. Neoliberalismo a ultranza, esto es parte de los capitalistas salvajes, los espíritus animales de los que hablaba Keynes. Políticas Públicas al servicio del capital.

Entonces, si existe un margen de ganancia del 17,1% para las gasolinas y del 13,7% para el diesel, y se mantienen siempre un precio base, así el precio del petróleo y de los derivados sea menor, definitivamente se está apostando a que las comercializadoras nunca pierden, siempre se beneficie, y la población sea la perjudicada. ¿Esto se hace porque se quiere que no se afecte los recursos públicos? De ninguna manera, lo que se busca es no afectar las ganancias de las comercializadoras, así como lo han venido haciendo con el gran capital financiero y económico.

Y en la transitoria primera, se establece que “los precios en las estaciones de servicios se implementarán desde el día 20 de mayo de 2020, a las 0h00”.

Mientras en la transitoria segunda, el precio de venta en abastecedoras, el precio que les entregarán a las comercializadoras de combustibles sería la siguiente:

  • Gasolina extra y con etanol: 1,409821 dólares
  • Diesel 2 y premium: 0,770535 dólares.

Es decir, el margen de ganancia no es de 17,1 % (para gasolina extra) y de 13,7% (para diesel), sino como se muestra en la tabla:

Y nos dicen que la eliminación de subsidios es para precautelar los recursos públicos, cuando es evidente que siempre actúan para beneficiar al gran capital. Si antes fue a la banca, luego a las grandes corporaciones, ahora lo hacen a las grandes comercializadoras de combustibles. ¿Qué viene luego? Todo el proceso de privatización de EP Petroecuador, Refinerías, y campos petroleros, ¿para precautelar los recursos públicos? NO señor gobierno, para precautelar las ganancias del gran capital.

“Se puede engañar a algunos todo el tiempo, y a todos algún tiempo, pero no se puede engañar a todos todo el tiempo” (Abraham Lincoln)

“El mayor amigo de la verdad es el tiempo; su más encarnizado enemigo, el prejuicio; y su constante compañera, la humildad”. (Charles C. Colton)

Informa Ecuador/ Marcelo Varela/ @MarceloVarelaE

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *