El expresidente ecuatoriano, Rafael Correa, asegura que el desafío para el próximo gobierno será enfrentar la peor crisis económica que ha vivido el país, incluso más grave que la ocurrida en 1999 y cree que el Binomio de la Esperanza, que lo integran Andrés Arauz y Carlos Rabascall, está capacitado para asumir ese reto.

En una entrevista con la radio Forever FM, el exmandatario señaló que es necesario que el país vuelva a implementar políticas públicas enfocadas en generar prosperidad, seguridad y justicia para Ecuador, así como ocurrió antes del actual gobierno.

Andrés Arauz es la opción que tenemos para eso. Pero ahora es poco más que un milagro que nos dejen participar, porque nos quieren robar las elecciones, saben que les vamos a ganar en las urnas como pasó en Bolivia y Argentina y quieren impedir ese triunfo popular”, señaló.

Desde su residencia en Bélgica, Correa se refirió a las trabas que ha tenido que enfrentar el Movimiento Unión por la Esperanza (UNES) para participar en las próximas elecciones y precisó que eso le hace un “gravísimo daño a la democracia”.

Además, explicó que las acciones de persecución política en su contra solo lograrán los mismos resultados que se han visto en países como Bolivia y Argentina, donde hay un retorno de la ola progresista.

Asimismo, comentó que para mejorar el panorama económico de Ecuador se necesitará como mínimo dos años de intenso trabajo enfocado en mejorar las políticas públicas para generar más empleo y mayores oportunidades para los ciudadanos, sobre todo para los jóvenes.

Recordó que en 2017, la deuda externa era de 25,7%  con respecto al Producto Interno Bruto, lo que demostraba que el gobierno seguía el camino correcto para lograr el desarrollo. “Cada día se avanzaba, había prosperidad, empleo, seguridad y hoy todo se destruyó por destruir a Correa”, manifestó.

“La sentencia en el caso Sobornos es por presión mediática y persecución política”

El expresidente ecuatoriano, Rafael Correa, reaccionó este lunes al pedido hecho por la Procuraduría General del Estado para que se cobre la indemnización al Estado que determina la sentencia del Caso Sobornos 2012-2016.

En la conversación precisó que todos sus bienes están declarados y que esperará a que pase la presión mediática y política que existe actualmente para que nuevos jueces puedan revisar el caso ya sea en la justicia ecuatoriana o en instancias internacionales.

Sobre los 35 procesos judiciales que enfrenta, señaló que estos solo muestran la persecución política que existe en su contra por parte del actual gobierno y de los grupos de poder.

“No hay justicia ecuatoriana, creen que en el linchamiento mediático con base en la repetición está la demostración (…) eso mismo es lo que aplicaron en Argentina y en Bolivia y miren los resultados electorales, la gente sabe quién es quién”, dijo.

En los casos de corrupción de la salud, señaló que esa es una muestra de cómo actúa la justicia. “A Paúl Granda arresto domiciliario, pero si fuera un correísta estaría preso, la casa allanada, sus parientes perseguidos”, enfatizó.

Confirmado.net / Radio Forever

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *